La caballeriza se llevó dos clásicos en Newmarket el viernes, con Nations Pride y Noble Truth, pero el gran favorito cayó ante el hijo de Camelot en el Jockey Club Stakes (G2)

NEWMARKET, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Todo parecía dado para que este viernes Godolphin tuviera una tarde perfecta en Newmarket, como precalentatiempo al fin de semana de las Guineas. El plan venía saliendo a la perfección luego de las victorias de Nations Pride (Teófilo) en el Bet Odds on the Betfair Exchange Newmarket Stakes (L-2000 m, césped) y de Noble Truth (Kingman) en el Betfair King Charles II Stakes (L-1400 m, césped).

Parecía un trámite el triplete, redondear el 100 por ciento de efectividad clásica con Yibir como enorme candidato para el Betfair Exchange Jockey Club Stakes (G2-2400 m, césped), pero el hijo de Dubawi, como había sucedido a fines de marzo en el Dubai Sheema Classic (G1) de Meydan ante el campeón japonés Shahryar (Deep Impact), volvió a perder.

Enorme favorito, el fornido alazán nada pudo hacer esta vez ante un Living Legend que le ganó por 1 3/4 cuerpo con una solidez un tanto inesperada, sacando provecho de su “mejor forma” luego de haber corrido ya en 4 ocasiones esta temporada, llevándose en esa seguidilla el Magnolia Stakes (L) de Kempton Park.

Con sólo 5 participantes, clararmente el desarrollo no favoreció al favorito, que vino siempre tercero mientras Outbox (Frankel) marcaba el camino por delante de Living Legend. En la etapa de definición el ganador aceleró y dominó, mientras William Buick hacía todo lo que podía con Yibir que, cambiando de mano reiteradamente, nunca pudo acomodarse para descontar. Hijo de Camelot y Jazz Girl (Johar), Living Legend es preparado por Charlie & Mark Johnston y fue conducido por Joe Fanning.

Sobre la inesperada derrota de Yibir, Charlie Appleby, su entrenador, comentó: “La carrera no le sentó bien por cómo se dio. Piensa que es King Kong y es eléctrico, pero si tiene que empezar a luchar con 800 metros por delante, no le calza. Es un caballo grandote y bruto tratando de acomodarse. El plan sigue siendo ir a los Estados Unidos de nuevo para correr el Man O’War Stakes (G1) dentro de dos semanas. La idea siempre fue correr aquí pensando en esa competencia”.